Conservado en ámbar el instante en el que una araña iba a devorar a su presa

Gracias al ámbar podemos observar hoy el momento congelado en el que una araña se disponía a dar cuenta de su víctima, en un instante que tuvo lugar hace ya 100 millones de años.

El fósil, fue encontrado en el valle de Hukawng en Myanmar y su datación es aproximadamente de 97 a 110 millones de años de antigüedad, dentro del Cretácico Temprano cuando los dinosaurios aun caminaban sobre la superficie terrestre.

el fósil

George Poinar explicaba como la raña macho dispuesta en su telaraña y a punto de devorar a una avispa parásita, no pudo nunca llegar a consumar su caza, ya que antes quedo atrapada por la resina de árbol que nos ha traído esta instantánea hasta el siglo XXI.

La revista Historical Biology ha publicado este curioso descubrimiento con instantánea incluida  nunca visto anteriormente. Al parecer, las arañas son un animal muy antiguo que lleva poblando la superficie terrestre más de 200 años, aunque de momento solo se han encontrado evidencias de telas de araña de 130 años de antigüedad.

Deja tu comentario!