El ADN, la nueva forma de almacenar datos

Los discos duros actuales no son rival para el ADN en cuanto a almacenamiento de datos, nuestro código genético encierra billones de gigabytes en un sólo gramo.

La idea de que un miligramo de molécula podría codificar el texto completo de todos los libros del Congreso de Estados Unidos y aún sobrarle mucho espacio por llenar había sido teórico hasta ahora, en un nuevo estudio unos investigadores han logrado almacenar un libro de texto entero sobre genética en menos de un picogramo de ADN, un trillonésimo de gramo, esto es un gran avance que podría revolucionar nuestra capacidad de guardar datos.

ADN-la-nueva-forma-para-almacenar-datos

Unos cuantos equipos han intentado escribir datos en el genoma de células vivas, pero este enfoque tiene un par de desventajas. Primero, las células mueren lo cual no es una buena forma de perder nuestra información, luego está el hecho de que se reproducen creando nuevas mutaciones que con el tiempo cambian los datos.

Para solucionar estos problemas, un equipo lidereado por George Church, biólogo sintético de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, ha creado un sistema de archivamiento de información que no utiliza células. En lugar de ellas, una impresora de tinta inserta pequeños fragmentos de ADN sintetizado químicamente en la superficie de pequeño chip de vidrio.

Para codificar un archivo digital, lo dividieron en pequeños bloques de datos y convirtieron estos datos no a unos y ceros como el formato digital convencional sino al alfabeto de cuatro letras A,C,G,T del ADN. Cada fragmento de ADN también contiene un código de barras digital que graba la ubicación en el archivo original. Leer los datos requieren de un secuenciador de ADN y una computadora para reensamblar todos los fragmentos y así convertirlos nuevamente a formato digital.

El computador también realiza correcciones de error, cada bloque de datos es copiado miles de veces de modo que cualquier fallo pueda ser identificado y arreglado por comparación con las otras copias.

Para demostrar el sistema en acción, el equipo usó los chips de ADN para codificar un libro de genética de Church. El experimento funcionó y después de convertirlo a ADN y traducirlo de vuelta al formato digital el sistema tuvo un error neto de sólo dos errores por millón de bits, comparable al DVD y mucho mejor que un disco duro.

Y debido a su pequeño tamaño los chips de ADN son el medio de almacenamiento con las más alta densidad de información conocida hasta ahora.

Pero no reemplacen aun sus dispositivos USB por material genético, el costo del secuenciador de ADN y los otros instrumentos hacen actualmente imposible su uso general, declaró Daniel Gibson, un biólogo sintético en el Instituto J. Craig Venter en Maryland, sin embargo este campo se esta moviendo rápido y la tecnología pronto será más barata, rápida y pequeña. Gibson lideró el equipo que creo el primer genoma completamente sintético que incluyó una marca de agua con datos extra codificados en el ADN.

Los investigadores usaron un sistema de código de tres letras que era menos eficiente que el de Church pero tenía incluido un seguro para impedir que las células vivas conviertan el ADN en proteínas.

Deja tu comentario!