Gracias a unos hongos, un violín moderno podrá sonar como un Stradivarius

Stradivarius, el violín más popular y deseado por los violinistas, tiene unas características únicas debidas a una reacción biológica que se producían en la madera en los siglos en que fueron fabricados (XVII y XVIII).

Gracias a un estudio actual, se ha podido comprobar que algunas clases de hongos son la clave para la construcción de violines del siglo XXI que suenen como un Stradivarius.

De hecho, el profesor Francias Schwarze, ha probado esta manera de construir los violines utilizando los hongos  Physisporinus vitreus y el Xylaria longipes, los dos tipos que pueden producir esa mejora tonal en el sonido.

noticia de hoy

Ante un auditorio con personas que no podían ver los violines, Schwarze animó a un jurado a adivinar, entre un violín moderno tratado con hongos y un auténtico Stradivarius, que sonido pertenecía al Stradivarius. Para sorpresa de muchos, el jurado experto eligió como el sonido típico de Stradivarius al violín moderno.

Esto se produce debido a la acción de los hongos sobre la madera, cuyas paredes consiguen hacer más delgadas, pero sin hacer peligrar el fluído viajar de las ondas a través del violín ni la elasticidad de la madera.

Deja tu comentario!