La NASA predice la fusión entre la Vía Láctea y la galaxia de Andrómeda

La NASA ha asegurado que se encuentran en condiciones para realizar una predicción con determinada certeza respecto a la posibilidad de una colisión entre nuestra galaxia, la Vía Láctea, y la de Andrómeda.

Lo cierto es que las probabilidades son ciertas, y de hecho, según su estudio, nuestra galaxia chocaría con la galaxia de Andrómeda dentro de unos 4.000 millones de años, lo que, según la NASA, representaría una gran remodelación de la Vía Láctea, lo que reubicaría y lanzaría al Sol en otra dirección de la galaxia, aunque se estima que nuestro sistema solar no peligra con ser destruido.

Estas predicciones han sido realizadas por medio de unas mediciones que ha realizado el Hubble respecto a los movimientos de la galaxia Andrómeda, que se encuentra actualmente a unos 2.5 millones de años luz, aunque se encuentra en dirección hacia la Vía Láctea dada la atracción gravitatoria de ambas galaxias.

De esta forma, han comenzado a realizar una serie de simulaciones por computadora han determinado que faltarían unos 2.000 millones de años para que ambas galaxias se fusionen y así, se reformen ambas en una nueva galaxia elíptica, y más allá de que las galaxias “choquen” las estrellas dentro se encuentran lo suficientemente distanciadas como para que sea poco probable las colisiones entre ellas.

Más allá de eso, lo cierto es que las estrellas se reubicarían y serían lanzadas en diferentes direcciones, el Sol quedaría mucho más lejos del centro de la galaxia, según la simulación por computadora, pero esto no es todo, ya que además, la galaxia Andrómeda viene acompañada de la galaxia Triángulo, la cual es muy factible que también se fusione a la resultante.

Imagen de previsualización de YouTube

Deja tu comentario!