La Voyager 1 se encuentra atravesando una burbuja de plasma rumbo al espacio entre las estrellas

La nave espacial Voyager 1 ha sido lanzada al espacio hace unos 35 años, tanto tiempo ha transcurrido que la tecnología presente en la misma es sumamente obsoleta, basta con decir que la misma dispone de unos escasísimos 64Kb de memoria, algo que es ampliamente superado por cualquier dispositivo actual, inclusive por los dispositivos móviles de gama baja o cualquier reproductor Mp3.

nave espacial Voyager 1

En principio su objetivo era el de estudiar más de cerca a Saturno y Júpiter, tomándoles algunas fotografías, pero finalmente la misión logró ir más allá de eso, y ha podido captar imágenes de los volcanes de la superficie de una de las lunas de Júpiter, así como también rastros de lluvia de metano que se sucedieron en la Luna Titán de Saturno.

Lo cierto es que la nave se encuentra próxima a atravesar una burbuja de plasma generada por el Sol, en lo que será una travesía a altas temperaturas y con gran turbulencia, en un recorrido que se desconoce el tiempo que se tomará en atravesar, pudiendo ser días, semanas, meses e incluso años.

En caso de resistir a este trayecto podrá sumergirse en el espacio entre las estrellas, el cual podrá ser esudiado pese a que sus cámaras se encuentran apagadas hace ya mucho tiempo.

Aún así hay que destacar que la tecnología es tan anticuada que no existe un grupo de científicos centrado en esta misión, sino que solamente hay un grupo de unos 20 investigadores que invierten algunas de sus horas empleando un equipo realmente viejísimo, de aquellos cubículos del tamaño de una oficina, a tal punto que si no fuese por un letrero que señala su relación con las naves Voyager sería irreconocible.

Deja tu comentario!