Sangre joven para frenar el envejecimiento cognitivo

Un nuevo estudio presentado en la Society for Neuroscience en Nueva Orleans, ha demostrado como las transfusiones de plasma sanguíneo joven a ratones más ancianos invertía algunas de los efectos de la edad.

Los responsables son Saul Villeda y su equipo de la universidad estadounidense de Stanford, que demostraron como se podría frenar en el envejecimiento (en el ámbito cognitivo) estimulando el crecimiento de células nuevas en el cerebro de ratones de edad avanzada, gracias a la de sus congéneres jóvenes.

raton-experimento

Para sorpresa de los investigadores, el tejido del hipocampo de los ratones viejos tras la transfusión produjo cambio en la expresión de 200 a 300 genes. Estos están implicados mayoritariamente en la plasticidad sináptica con algunos relacionados con el crecimiento del nervio. Además aumentaron tanto en cantidad como cualitativamente las conexiones neuronales en un área del cerebro en la que usualmente no crecen células nuevas y tuvo efecto en áreas del cerebro asociadas con el hipocampo.

Todavía queda mucho por depurar, pero parece que gracias a Villeda y los demás investigadores implicados se ha creado un camino por el que encontrar maneras de rejuvenecer las células de seres humano a partir de la sangre.

Además estos investigadores concluyeron que:

Es importante tener en cuenta que los resultados del estudio se limitan a ratones envejecidos, pero garantizamos estudios futuros con humanos y, especialmente, con los que padecen enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad, como el Alzheimer, explicaron.

Deja tu comentario!