<pre>Las condiciones en Marte pueden haber sido alguna vez hospitalarias para el ARN

Las perspectivas de que se forme una vida antigua en Marte ahora son un poco más probables. Los científicos han determinado que en el pasado lejano del planeta, las condiciones podrían haber sido las adecuadas para la formación de moléculas de ARN.

Si ese fuera el caso, la vida podría haberse formado en Marte de acuerdo con la hipótesis del mundo del ARN: la idea de que el ARN es anterior al ADN en el que nuestra información genética se almacena predominantemente hoy, un paso en el complejo proceso evolutivo.

La investigación se ha subido al servidor de preimpresión bioRxiv y aún no se ha revisado por pares, pero es un emocionante paso adelante en nuestra comprensión de la vida potencial o pasada en el Planeta Rojo.

Cuando se trata de encontrar concreto rastros de vida en Marte, nuestras capacidades están limitadas por la distancia, lo que a su vez limita la tecnología que podemos usar para explorar y comprender Marte. Pero una de las cosas que podemos hacer es tratar de reconstruir la historia geoquímica del Planeta Rojo para tratar de determinar si Marte fue al menos hospitalario, y si estamos ladrando el árbol correcto al continuar buscando.

los Mundo ARN Es un escenario hipotético ampliamente aceptado para la evolución de la vida aquí en la Tierra. Propone que el ARN monocatenario (ácido ribonucleico) se desarrolló antes que el ADN bicatenario (ácido desoxirribonucleico).

El ARN es autorreplicante, capaz de catalizar reacciones químicas celulares y capaz de almacenar información genética. Pero es algo más frágil que el ADN, por lo que, cuando apareció el ADN, según la hipótesis, el ARN fue reemplazado.

Pero para que se forme ARN en primer lugar, requiere ciertas condiciones geoquímicas. Para determinar si estas moléculas podrían haberse formado en Marte, un equipo de investigadores dirigido por el científico planetario Angel Mojarro del MIT modeló las condiciones geoquímicas de Marte hace 4 mil millones de años, en base a nuestra comprensión de su geoquímica en la actualidad.

“En este estudio, sintetizamos observaciones in situ y orbitales de Marte y modelamos su atmósfera temprana en soluciones que contienen un rango de pH y concentraciones de metales prebióticamente relevantes, que abarcan varios ambientes acuosos candidatos”. los investigadores escribieron en su artículo. Luego determinamos experimentalmente la cinética de degradación del ARN debido a la hidrólisis catalizada por metales y evaluamos si Marte temprano podría haber sido permisivo hacia la acumulación de polímeros de ARN de larga vida”.

Marte no tiene agua líquida en su superficie ahora, sino evidencia geológica obtenida por varias misiones sugiere que lo hizo una vez, hace mucho tiempo.

experimento de Marte

(Angel Mojarro)

Entonces, Mojarro y su equipo crearon soluciones de varios metales que se consideran importantes para el surgimiento de la vida en proporciones observadas en la tierra marciana (hierro, magnesio y manganeso) y diversas acidez también en Marte. Estos replicaron una serie de entornos marcianos que creemos que alguna vez estuvieron bastante empapados.

Luego, el equipo empapó las moléculas genéticas en las diversas soluciones, para ver cuánto tiempo tardó en degradarse el ARN.

Descubrieron que el ARN era más estable en aguas ligeramente ácidas (un pH de alrededor de 5.4) con una alta concentración de iones de magnesio. Los entornos que soportarían estas condiciones serían los basaltos volcánicos marcianos, que estarían restringidos.

Las condiciones globales de Marte probablemente serían más neutrales, e incluso había algunas soluciones a pH 3.2 en las que el ARN se degradaba más rápidamente.

Por supuesto, estos resultados no prueban de manera concluyente que el ARN se desarrolló en Marte, especialmente porque la geoquímica es una suposición (una suposición muy educada, pero aún así es una suposición). Sin embargo, los resultados muestran que estas condiciones podrían haber existido en Marte, por lo que no podemos descartar la hipótesis del mundo del ARN como un camino evolutivo marciano.

“Se requiere trabajo futuro para restringir aún más la composición de las aguas teóricas de Marte con respecto a los mecanismos que pueden haber acumulado metales a concentraciones prebióticamente relevantes”. los investigadores escribieron en su artículo. El trabajo presentado aquí destaca la importancia de los metales y el pH derivados de las composiciones de roca madre variable y las condiciones atmosféricas hipotéticas sobre la estabilidad del ARN … (y) avanza nuestra comprensión de cómo los entornos geoquímicos podrían haber influido en la estabilidad de un mundo de ARN potencial en Marte”.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí