<pre>Imágenes increíbles muestran cómo las bacterias configuran pequeñas colonias en la lengua

Así como las ciudades humanas se organizan en áreas con diferentes tipos de comunidades y propósitos, resulta que las bacterias, estos equivalentes en miniatura, se congregan en su boca.

Estreptococos especies (verdes) merodean por las afueras de la ciudad, donde tienen una mayor exposición al aire, mientras que tienen forma de bastón Actinomyces (rojo) parece evitar este perímetro a favor de estar más cerca del centro de las células epiteliales. Otros, como Rothia (cian), prefieren habitar áreas alejadas de estos dos bordes.

“Lo que fue realmente una sorpresa fue ver cuán organizados estaban. Nos dice mucho sobre cómo están trabajando juntos”

La ecologista microbiana Jessica Mark Welch, a la Revista Smithsonian
Cada muestra de células epiteliales de lengua muerta (gris) está rodeada de comunidades de bacterias. (Steven Wilbert / Gary Borisy / El Instituto Forsyth)
Muestra de células muertas de la lengua (gris) rodeadas de comunidades de bacterias. (Steven Wilbert / Gary Borisy / El Instituto Forsyth)

Según Mark Welch, el anillo exterior de Estreptococos (verde) parece crear una zona baja en oxígeno en el interior de esta metrópoli bacteriana, que está ocupada por especies que prefieren esas condiciones anaeróbicas.

Las bacterias excretan hogares protectores de limo, formando juntas una biopelícula próspera y densamente compacta en nuestras lenguas.

“Las bacterias se comportan de manera diferente en una biopelícula” explicado Mark Welch. “Hay partes de su metabolismo que solo activan en una biopelícula, y tienden a ser más resistentes a los antibióticos y a los cambios en el medio ambiente”.

(xxx)
(Wilbert y col., Cell Reports, 2020)

Lo que vemos aquí son solo una pequeña fracción de Más de 700 especies diferentes de bacterias que viven en nuestras bocas. Las comunidades que se encuentran en nuestra lengua son muy diferentes a las que se encuentran en otras partes de nuestra boca, como en nuestros dientes.

Y aunque los investigadores encontraron que especies específicas de bacterias variaban entre las personas, la estructura general de sus comunidades se mantuvo constante.

“Las bacterias en la lengua son mucho más que una pila aleatoria. Son más como un órgano de nuestros cuerpos”

Dijo el biólogo celular de la Universidad de Harvard, Gary Borisy.

Las imágenes indican una de esas tareas que pueden realizar estos órganos, al revelar la presencia de grandes grupos de bacterias reductoras de nitrato, que incluyen Actinomyces y Veillonella (magenta).

Estos organismos son capaces de convertir el nitrato, que se encuentra comúnmente en nuestros alimentos de hoja verde, en nitrito, un paso clave para crear el compuesto óxido nítrico.

Nuestros cuerpos usan óxido nítrico para cosas como dilatar los vasos sanguíneos para controlar la presión arterial, pero esta reacción de nitrato no es algo que puedan hacer por sí mismos.

(xxx)
(Wilbert et al., Cell Reports, 2020)

Borisy y sus colegas capturaron estas imágenes usando una técnica de imagen fluorescente que desarrollaron, llamada FISH, en muestras de raspado de lengua de 21 voluntarios sanos. Identificaron 17 géneros de bacterias comunes en más del 80 por ciento de las personas.

Al ver cómo se organizan estas bacterias, los investigadores pueden aprender más sobre sus interacciones, cómo funcionan y los roles: ambos buenos y malo – Que juegan dentro de nuestros cuerpos.

Su investigación fue publicada en Cell.Com.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí