El fósil animal más antiguo del mundo en realidad proviene de algas en descomposición

Hace cientos de millones de años, uno de los primeros animales de la Tierra murió en el fondo de un océano antiguo. En vida, fue una humilde esponja de mar; en la muerte, no tenía huesos, ni dientes, ni caparazón que dejar como evidencia de su breve existencia en el fondo. Pero tenía moléculas de grasa, o eso parecía.

En 2009, un grupo de animales mucho más tardíos (científicos humanos) estaban estudiando una losa de sedimento marino antiguo cuando descubrieron los restos fosilizados de lo que parecían ser esas mismas moléculas de grasa esponjosa, atrapadas entre las rocas. El sedimento data de hace 635 millones de años, aproximadamente 100 millones de años antes que el fósil animal más antiguo confirmado en el registro, pero las moléculas antiguas eran inconfundiblemente de origen biológico y coincidían con las que se encuentran en las esponjas modernas, los investigadores escribieron. A medida que se descubrieron más y más de estos biomarcadores en muestras antiguas del lecho marino, surgió una pregunta: ¿cómo pudieron estas primeras esponjas estar tan extendidas y, sin embargo, no dejar un solo fósil corporal?

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí